Experiencia: Vanessa Beatriz Fernández

Hola queridos compañeros de lucha.

Soy Vanessa Beatriz Fernández, crecí en la ciudad de Santiago Misiones a 278 km de Asunción, vengo de una familia numerosa, soy la última de 8 hermanos, empecé a trabajar a los 16 años, conocí el budismo a los 19. Desde que conozco el budismo marcaron un ante y después en mi vida, en lo familiar, laboral, económico y de salud. Actualmente soy Responsable de la Región Sur y Vice Responsable Nacional por la DJF.

Llevo presente una orientación que me tocó escuchar realizando mi misión como Jazmin (Grupo Byakuren), y dice así: “a medida que avance en su lucha gakkai, su vida personal avanzará proporcionalmente», esas palabras llevo grabadas en el corazón.

Atravesé innumerables dificultades, desde asaltos, problemas laborales hasta el punto de quedar sin dinero; que con daimoku, orientaciones de sensei y aliento de mis compañeras de lucha fui superando, pude comprender que estaba expiando mi karma, y esa situación lo pude convertir en misión determinando firmemente frente al gohonzon que transformaría mi karma económico desde ese momento.

En el año 2019 decidí cambiar de trabajo pasando a ser Asesora de Ventas de vehículos 0km, con 3 meses de mucho desafío para lograr quedar en la empresa, por no contar con experiencia en el área, en ese proceso recibí críticas de no tener habilidades comerciales, ni margen de negociación, por no lograr vender los primeros 2 meses, pero con determinación y mucho daimoku no me di por vencida, seguí intentando todos los días, perseveré, y cerré el primer año como mejor vendedora de la marca. Victoria!!

Entre mis objetivos del año 2020 estaba viajar a Japón para la Capacitación de líderes y llegó la pandemia, parecía un sueño postergado pero en septiembre de ése mismo año, tuve la oportunidad de participar en el Encuentro Mundial de Jóvenes que fue virtual y formé parte del Coro, ese día yo me sentí en Japón, sentí más fuerte que nunca la relación maestro y discípulo, y pude comprender que a pesar de la distancia a Sensei lo encontramos en cada actividad, en esa canción que interpretamos, en las experiencias de vida, y en ese momento reafirmé mi Juramento con miras al 2030.

Este año, en la Conmemoración del 3 de Mayo asumí nuevos cargos en la organización, el 15 de junio me diagnostican un quiste que media 14 x 11cm y debo realizarme una intervención quirúrgica, lo que me llevó a un reposo de 30 días, como soy asesora de ventas de vehículos, mis ingresos son 100% en base a mis ventas, al salir del hospital el 19 de Junio pienso, cómo pagaré mis compromisos mensuales; antes que me inunde la preocupación, y la idea de realizar cálculos numéricos y estrategia mentales, me senté a entonar con la firme determinación que no me faltará absolutamente nada en ningún instante, y me enfoqué en ponerme al día con mis actividades laborales y gakkai desde la casa, días después recibo llamado de mi cliente y me dice: Vanessa, quiero la nueva camioneta 0km 2022, quiero retirar el 29 de Junio, justo antes de cerrar el mes, aún en reposo fui solo para la entrega del 0km a mi cliente , gracias al apoyo de todos mis compañeros de trabajo. ¡Una victoria màs!

Inicié el mes de Julio con dos ventas y con la grata noticia de que sólo el equipo al que pertenezco pasaríamos a tener salario base.

Inmensa gratitud a mi maestro, determino seguir desafiando a cada instante, haciendo mi revolución humana y creando todas las condiciones necesarias en mi vida para luchar en pro del Kosen Rufu pase lo que pase.

En la NRH Vol 11, Daisaku Ikeda nos orienta:

«La lucha contra la dificultad es el camino directo hacia nuestro desarrollo y hacia la elevación de nuestra condición de vida; es una suerte de trampolín que nos lanza en dirección a la revolución humana.

Muchas gracias!